Publicidad



5 Claves para el mantenimiento de su refrigerador.

Si desea tener su refrigerador funcionando tan bien como cuando lo compró, le recomiendo leer el presente artículo y seguir paso a paso cada una de las 5 sencillas tareas que él se mencionan.

1.- Revise los sellos de las puertas.

Una puerta mal cerrada o con las juntas sueltas permite que el aire fresco se filtre hacia fuera, este derroche de energía estaría provocando que su refrigerador trabaje más de lo necesario. En primer lugar asegúrese de que las juntas estén libres de residuos de comida. Para mantenerlas en óptimas condiciones se recomienda limpiar dos veces al año, con un cepillo y una solución de bicarbonato de sodio y agua.

A continuación, intente la prueba del billete: Cierre la puerta de su refrigerador atrapando un billete por la mitad e intente retirarlo. Si se desliza con facilidad, puede que necesite llamar a un profesional para que haga un mantenimiento a los sellos de sus puertas.

2.- Mantenga las bobinas limpias.

Cuando las bobinas del condensador se encuentran cubiertas de polvo, la nevera no puede trabajar de manera eficiente. Por lo menos dos veces al año, separe la máquina de la pared para poder revisar las bobinas que se ubican en la espalda o el encaje de la parrilla, si las bobinas están en la parte inferior delantera, desconecte el refrigerador.

3.- Mantenga una temperatura adecuada.

Recuerde mantener el refrigerador entre 37 y 40 grados Fahrenheit y el congelador a 0 grados.

4.- Mantenga su refrigerador siempre lleno.

Incluso si nunca cocina y sólo tiene comida para llevar. Los refrigeradores necesitan “masa térmica”, lo que también podría conocerse como un montón de cosas que mantener a bajas temperaturas.

Los alimentos y bebidas enfriados ayudan a absorber el aire caliente que fluye cada vez que se abre la puerta. Si usted es el tipo de comer fuera o su refrigerador es demasiado grande para sus necesidades, siempre puede almacenar unas cuantas jarras de agua en ese continente.

5.- Esté siempre preparado.

Si se va la luz, evite abrir su refrigerador, por el contrario fíjese que las puertas estén bien cerradas y utilice los alimentos de la despensa. Un refrigerador abierto puede mantener los alimentos seguros durante cuatro horas; un congelador mantendrá su temperatura durante 48 horas si está completo y 24 horas si se encuentra a medio llenar.

Como puede ver el mantenimiento del refrigerador es algo sencillo si se tiene en cuenta esta rutina diaria. Le ahorrará problemas y futuras visitas a su técnico.