¿Por qué usar césped artificial para redecorar tu jardín?

 

Si estás pensando en realizar un cambio en su jardín, que a su vez le dé un efecto estético y decorativo, además que no necesite de un mantenimiento excesivo, entones el césped artificial puede ser la opción ideal para ti.

Normalmente, la mayoría de las personas opta por el césped natural. Sin embargo, el cuidado y mantenimiento de un césped natural exige una serie de requisitos que cuando no son costosos, demandan mucho tiempo para su mantenimiento.

blog-img

El uso de fertilizantes, de abonos, de constante irrigación, el arreglo de calvas entre otras cosa, demandan mucho tiempo y esfuerzo que en muchos casos no estamos en capacidad de permitirnos.

A diferencia del césped natural, un césped artificial no demanda tanto esfuerzo, para tiempo ni inversión su mantenimiento. Siempre, lucirá verde y no atraerá las molestas plagas ni hongos, que sí atrae el césped natural; además de no tener que fumigar, obligándolo a dejar su residencia por muchas horas.

Sin embargo, aunque el césped artificial demanda mantenimientos mínimos, debes encargarte de tareas como el lavado y peinado constante de sus hebras. Se recomienda también desinfección periódica en vista de posible alojamiento de agentes microbianos en el mismo.

El procedimiento para la instalación de un césped artificial comienza por la erradicación de la maleza existente junto con las raíces alojadas en el terreno. Posteriormente se pasará a vaciar arena y gravas en toda la zona trabajada, procurando la buena nivelación del suelo.

Así, finalmente, se procederá a la colocación del césped artificial atendiendo a que quede nivelado y luego, regarlo lo suficiente para que se asiente para pasar al peinado de las hebras de gramilla, dándole una apariencia acolchada.

Una vez instalado, puedes estar seguro de que el césped artificial tendrá la apariencia y calidad que deseas para tus espacios al aire libre, con la mitad del esfuerzo y todos los beneficios.

La seguridad que ofrece el pasto sintético.

 

El pasto sintético es el complemento preferido cuando se compara con el pasto real hoy en día, esto explica en gran medida por que se está utilizando tanto en los campos de fútbol, ​​parques para juegos infantiles, guarderías, escuelas y los patios de las casas. Uno de los motivos más importante para su utilización es que ofrecen gran seguridad, convirtiéndose en el aspecto más importante.

Cuando hablamos del coste de instalación debemos tener en cuenta, que no solo es la manta de pasto que se coloca, si no que debemos tener en cuenta los rellenos que generalmente se utilizan como la arena y el caucho, por suerte estos no elevan mucho el coste de la instalación, de hecho se amortiza en muy poco tiempo. Ahora la mayoría de los pastos de imitación están fabricados en materiales más blandos, así cuando los niños utilizan pasto artificial, pueden estar seguros y no sufrirán ni arañazos ni golpes, ya que esta superficie amortiguara las caídas. Por lo general, el pasto sintético es de polietileno o polipropileno, evitando la aparición de bacterias dañinas o insectos, por lo que no hay nada de qué preocuparse con respecto al pasto sintético ya que no es tóxico ni perjudicial para la salud.

De hecho para evitar posibles problemas a corto y largo plazo, las empresas han realizado estudios y algunas pruebas que incluyen, revisión de la duración de la superficie del pasto y si  es seguro después de muchas horas de uso, para comprobar si las hojas de hierba se rompen debido a la exposición al calor y la luz solar. También se comprueba cómo los rellenos de goma reaccionan a todo tipo de estrés, la cantidad y el tiempo que puede absorber los impactos y la presión que tienen que soportar durante años. Las empresas fabricantes de pasto sintético también están manteniendo un registro de los pastos de más edad, para estudiar cómo estos están reaccionando con el paso del tiempo y su utilización.

 

Decoración de exteriores

Decorar los exteriores de una casa es una tarea que no solo implica buen gusto.

Además, es algo que nos obliga a estar al tanto de las nuevas tendencias y definir por consiguiente un estilo para lograr tener un buen punto de partida.

Si se trata de decorar exteriores, puedes empezar por ser muy consciente del espacio que vas a manejar.

No es lo mismo trabajar con grandes o pequeñas dimensiones.

Asimismo, es importante definir materiales de alta calidad para los muebles ya que la idea es que se conserven en buen estado pese a algunas situaciones de tipo climático que no han de faltar.

Para decorar exteriores, también es preciso encontrar una gama de color con la cual puedas reflejar algo de tu estilo.

Es decir, que puede ser desde vanguardista hasta clásica o romántica. Únicamente necesitaremos seleccionar y hacer juego con elementos que de verdad se ajusten a la armonía del lugar.

Los cojines, manteles y plantas darán el toque final, para que no se trate solo de la unión de unas cuantas mesas y sillas.

Complementos como mesas auxiliares, jarrones o caminos de mesa son opciones para que puedas cambiar cuantas veces quieras y consigas aspectos distintos para tus exteriores según la ocasión que se presente.

Los presupuestos para la decoración de exteriores ya no son tan altos como antes.

En parte, gracias a la moda de hágalo usted mismo y a todas las posibilidades que encontramos en el mundo artesanal o en el de los pequeños detalles que bien enfocados consiguen crear atmosferas increíbles de las cuales nadie desea salir.

La posibilidad de relajarse mientras se forma parte de un espacio exterior está en la esencia misma de este tipo de decoración.

Es importante dedicar los mayores esfuerzos que podamos para construir un lugar del cual nos sintamos orgullosos y que nos de confianza para invitar a nuestros amigos y conocidos.