Rutina de ejercicio Fitness Desde Casa.

 

 Quizás para muchos es más fácil ejercitarse de casa, quizás por cuestión de tiempo o de dinero para pagar el gimnasio, pero ya no hay excusas para no tener un cuerpo fitness, ahora desde casa podrás hacer tu entrenamiento para tonificar tu cuerpo y recuerda acompañarlo de una alimentación balanceada, lo que necesitas para esto es un espacio donde este tu cuerpo cómodamente que puedas realizar la diversidad de los ejercicios, y así puedes realizarlo con frecuencia.

 

Correr en casa es posible, solo necesitas la motivación así sea en tu cuarto puedes comer de lado y lado por 20 minutos si lo deseas agrégale intensidad con pequeños saltos, esta rutina es de poca duración pero es suficiente para quemar calorías y fortalecer los músculos, si tienes escaleras puedes subir y bajar por 15 minutos más, o saltando la cuerda por 10 minutos, si no puedes el tiempo requerido intenta poco a poco, a medida que pase el tiempo incrementas la intensidad del entrenamiento.

 

Luego de tener unos minutos de ejercicios cardiovasculares, empezaremos a hacer por intervalos burpees que son saltos cortos con estiramientos , por unos 2 minutos, saltos con sentadillas haciendo resistencia al estar sentado agregándole más intensidad, durante 3 minutos intercala el burpees y las sentadillas, luego realizar mountain clamb por 5 minutos, al finalizar este puede acostarse y realizar 4 series de 50 abdominales, y el último ejercicio de fuerza que sea la plancha mantenerte en esa posición por 1 minutos 4 series, para los glúteos también puedes hacer ejercicios en casa, con las elevaciones de pelvis, realizar 25 elevaciones para 4 series, elevación de piernas laterales 10 elevaciones para cada lado por 2 series, al realizar estos ejercicios con alta intensidad se aconseja cerrar esta rutina con los mismos ejercicios cardiovasculares que se realizaron al principio.

Si deseas agregar otro ejercicio en casa puedes hacer para la zona abdominal baja unos ligeros levantamientos de piernas, se realizan 15 repeticiones en serie de 4, otro entrenamiento en casa es tomar unas mancuernas (si no las tiene sirven botellas plásticas con agua para generar peso) , sentarse en una silla firme y elevar las mancuernas hacer 15 repeticiones en series de 4 para ejercitar los hombros, y finalmente puede buscar una silla y colocarse de espalda para realizar 5 series de 10 repeticiones, ejercitarás los bicep.

 

Estas son rutinas que puedes hacer en el hogar con un tiempo mínino, si quieres aumentar la intensidad y el tiempo puedes hacer, solo hazle caso a tu cuerpo dale lo que el te pida, y no le exijas mas de los que puede darte. Cabe destacar que entre cada intervalo de ejercicio se recomienda descansar 10 segundos no más, porque el músculo se enfrié, y la idea es que se relaje, el hacer ejercicios no es una obligación, pero sí debería ser un habito saludable, para llevar una vida fitness, no te obsesiones con los resultados que obtengas en corto plazo, vive una vida saludable.

No te pierdas más rutinas de ejercicios en la web de Power Explosive y en Youtube

 

Los principales temas que debes de enseñar en el inglés para niños

 

Aunque lo mejor que podemos hacer con nuestros chicos para que aprendan un segundo idioma es, desde que nacen exponerlos a un ambiente lleno de este, esto no significa que si ya tienen edad un poco avanzada, como dos o tres años, no se les pueda enseñar y si este es tu caso y no tuviste la oportunidad de poder enviarlos a estudiar a alguna de las guarderías bilingües Alcobendas, porque no las conocías o por cualquier otro motivo, nosotros vamos a mostrarte cómo puedes empezar a cultivar en ellos un nuevo idioma.

El entorno inmediato y las acciones más comunes

Esto es lo primero que tienes que hacer, no se trata de sentar a los chicos y decirles que este es otro idioma o que tienen que memorizar las cosas, sino más bien de empezar a incluir como normal y convencional en nuestro vocabulario cada una de las cosas que hay en el entorno, decirles que las cosas tienen diferentes nombres, empezar a llamar las cosas por sus nombres en inglés poco a poco y que lo memorice como algo normal, no como obligatorio.

Puedes empezar por su habitación, nombrar la cama junto a una oración, decir “vamos a la cama” cuando es hora de dormir, para que ellos vayan anclando en su mente lo que significa pero con acciones; pedirles que cierren la puerta, que te pasen un peluche y cuestiones por el estilo.

Esto tienes que hacer en todo el hogar, en cada oración corta que puedas hacer para que aprenda poco a poco: “vamos a ver la TV, es hora de comer, juguemos un rato” y cuestiones por el estilo, de hecho puedes poner énfasis en las actividades que les encanta hacer y así asimilarán mejor el idioma, porque lo disfrutarán.

 

 

Recomendaciones para ser madres más felices

Esta información es muy importante para todas las mamás, no importa la actividad que lleves a cabo a lo largo del día, es fundamental que las preocupaciones no se adueñen de tus pensamientos.

Bebé, Bebé Con Mamá, Beso De Madre, Ternura

No importa si eres  madre que se dedica al hogar o mamá trabajadora, sabes que hay tareas en casa que parecen interminables: la lavandería, la compra, las comidas, los pagos de servicios y más, tareas que cuando apenas terminas parece que no hacen sino volver a empezar y que pueden llevar a cualquiera al borde de la locura.  Aun así, parece que las madres que salen a trabajar logran enfrentar esto con mejor humor que las que se quedan en casa.

Una encuesta realizada por a 60,000 mamás, arrojó que el 41% de las madres que se quedan en casa manifestaron estar preocupadas, el 26% se sentía triste, el 50% estresadas, un 19% manifestaron sentirse enojadas y 28% de ellas fueron diagnosticadas con depresión.

En términos generales, la percepción de los aspectos negativos de la maternidad fue menor en las madres trabajadoras.

Estos resultados no tomaron por sorpresa a la terapista Robi Ludwig; quién comenta que se han hecho más estudios sobre el tema que arrojan que las madres más “felices” son aquellas que están con sus hijos pero pueden trabajar al menos medio tiempo.

Ludwig sostiene que esto se debe a que las madres que están en casa de tiempo completo terminan por sentirse aisladas y perciben no tienen ningún logro significativo a lo largo del día.

El aislamiento mata, declara Ludwig, “Como seres humanos no estamos diseñados para estar solos, mientras más solos estamos más nos concentramos en las cosas que parecen no ir bien en nuestra vida, esto contribuye a que las personas tiendan a tener una actitud negativa y de auto agresión mental.  Algunas madres que se quedan en casa, se sienten como en tierra de nadie, es difícil sentirse realizadas, les es difícil definirse a ellas mismas ya que se encuentran abrumadas por el “tener que hacer” que implican las labores domésticas que parecen interminables; siempre hay algo que debe hacerse y terminan sintiéndose en una condición de servidumbre.”

Las madres se quedan en casa por una infinidad de razones que van desde los altos costos del cuidado infantil fuera de casa, hasta el querer pasar el mayor tiempo posible con sus pequeños e incluso por razones médicas; algunas de estas razones se vuelven verdaderos obstáculos para trabajar fuera de casa.

Sin embargo la terapeuta afirma que no todo está perdido, que  aún una mamá que se queda en casa por la razón que sea, puede encontrar formas de sentirse realizada y lograr un crecimiento personal. Ludwig sostiene que el mayor reto para las mamás que se quedan en casa, es sentir que siguen creciendo y desarrollándose, que para lograrlo deben encontrar un “propósito” o un “objetivo” para que su vida no se reduzca al universo de camas destendidas, cosas que limpiar, demandas que atender y tres comidas para guisar.

Ir de compras o a almorzar con amigas son actividades reconfortantes, pero hay muchas más formas para que una mamá que no trabaja se relacione con el mundo y sus iguales, los clubes le lectura, las clases de manualidades o participar en actividades comunitarias de la escuela de sus hijos o cualquier otra causa social son excelentes opciones.