Publicidad



Como influyen las ventanas en la eficiencia de la calefacción y aires acondicionados

En la calefacción o en los aires acondicionados influye mucho el hecho de que las ventanas y las puertas sean las adecuadas. Ya que cada factor del hogar ayudará a que se mantenga la temperatura deseada. Tener unas buenas ventanas puede significar un gran ahorro, este ahorro va a ser algo considerable, si tus ventanas han sido instaladas de la manera correcta.

Debes tener un equilibrio entre como inviertes y en como ahorras. La calefacción no es la única en influir en la temperatura de tu hogar, o en otros caso los aires acondicionados no son los únicos responsables de la temperatura. Porque si no tienes Buenas ventanas o no han sido instaladas de la manera correcta perderás un ahorro del veinte por ciento en tu factura de electricidad y en tu factura del gas. La temperatura dentro del hogar para la gran mayoría de las personas solo se trata del aparato que la proporciona, tanto el aire acondicionado como la calefacción. Pero una gran mayoría de los usuarios no sabe que puede ahorrar con ayuda de algo tan simple como una ventana.

Si vemos que la cuarta parte de la electricidad o de la energía que se crea en el hogar se destina prácticamente a cubrir lo que se ha perdido a través de los pequeños espacios de las ventanas, y hasta el punto en el cual un doble cristal instalado en la ventana puede disminuir la pérdida de cincuenta por ciento. Todo esto se traduce como un ahorro total del veinte por ciento en las facturas mensuales tanto del gas como las facturas mensuales de La Luz eléctrica. Y por ende ayuda a reducir la expulsión de dióxido de carbono.

Mientras el vidrio de la ventana sea de mayor calidad y mientras el marco de la ventana sobrepase los estándares de calidad, menor será el porcentaje de energía perdida, es decir, que la relación entre los montajes y calidad de tus ventanas es inversamente proporcional a la pérdida de energía. Esto es algo de lógica, pero no existe la necesidad de hacer un gasto excesivo referente a lo mismo, realmente el único paso que hay que dar es el de darle un equilibrio a la balanza de inversión – ahorro. Esto lo logramos utilizando lo que tenemos de manera inteligente. Si no podemos costear un doble vidrio para la ventana, buscamos una inversión más económica, como lo es comprar los materiales de plástico adheribles a las rendijas de las ventanas.

Es muy importante conocer cuáles son las principales técnicas que caracterizan a las ventanas. Puedes buscar un documento “básico” por sus siglas (DB) H E 1, el cual habla sobre el ahorro de la energía y del “código técnico de la edificación” por sus siglas (CTE) en donde se pueden apreciar valores marcados como máximos de la pérdida de la energía que se puede permitir, así como el “documentó básico H E 0” que es la limitación del consumo de la energía, en este se establece que el máximo consumo que una casa o vivienda pueda tener en función de la zona geográfica climática donde se encuentra. A partir de este, se tiene en cuenta que, donde este está ubicada, nosotros tenemos la opción de selección de qué tipo de ventana incluido el marco nos puede servir más. Y si tenemos un marco bueno ya en nuestras ventanas, tenemos la opción de solo cambiar el vidrio y podemos reducir algunos costos.

La propuesta económica de tapar las rendijas con el material plástico puede servir para ahorrar y posteriormente usar ese dinero como inversión para ventanas nuevas.